Franco Suizo: seguridad y respaldo

El franco suizo como su nombre lo indica es la moneda oficial de Suiza. Con vigencia desde 1850, fecha en la cual fue declarada la Ley Federal de la Moneda, y en circulación desde 1852, el franco suizo ha sabido responder con creces a una economía solventada y segura.

La abreviatura del franco suizo es el nombre bancario oficial CHF (del nombre latino del país, Confederación Helvética, CH), o a veces simplemente Fr. o Sfr.

Según informes y estadísticas de divisas realizadas por el Banco de Pagos Internacionales (BPI), el franco suizo se encuentra entre las cinco divisas más sólidas del mundo, de la mano del dólar, el euro, el yen japonés y la libra esterlina.

La estabilidad del país al que pertenece el franco suizo la hace ser tenida en cuenta como una moneda refugio, siendo una de las monedas más estables del mundo. El porque de esta estabilidad tiene sus bases en una nación con una organización político-económica sin precedentes.

La marcada neutralidad en el plano internacional, conjuntamente con una política monetaria tremendamente conservadora, y a sus amplias reservas de oro, hacen del franco suizo una divisa con respaldo y solvencia en la cual puede buscarse refugio en momentos de inestabilidad económica.

Siendo parte de la elite de divisas del mundo, el franco suizo se ha transformado, desde hace ya varios años, y merced de un mercado volátil e inconstante, en una referencia obligada para todos aquellos interesados en el comercio de divisas que buscan seguridad y respaldo en una moneda.