Los efectos de la crisis son a largo plazo

Finalmente los efectos de la crisis llegaron al bolsillo de los norteamericanos y muchos de ellos ya comenzaron a hacer cursos acelerados que les enseñan como vivir con credito restringido.

Devaluar la moneda es una de las medidas que utilizan los economistas cuando se necesita reactivar la economia. Hacer perder valor a la moneda local frente a otras divisas es una de las recetas mas usadas en la historia de la economica mundial, ya que esta reactiva el mercado interno mediante el aumento de las exportaciones y la disminucion de las importaciones, generando una mayor competitividad de los productos locales.

La crisis hipotecaria que se desato en Agosto de 2007, se esta desparramando al resto de la economia. El ultimo informe mensual de la Reserva Federal sobre el mercado de credito mostro que un tercio de los bancos consultados endurecio sus requisitos para otorgar creditos al publico.

La Fed desde el año 2001 a 2005 viene llevando adelante una politica de tasas bajas que ha generado una perdida de valor a la moneda norteamericana, esto trajo como consecuencia que los bancos hallan prestado dinero a todo aquel que lo solicitara ya que ellos se veian beneficiados por la baja en el costo de las tasas interbancarias. Esto hizo crecer la demanda de casa y por lo tanto de precios. La reaccion inmediata de los propietarios fue sentirse mas ricos por que sus casas valian mas y por ende se volcaron a consumir mas a traves de los creditos. El problema es que si multiplicamos este comportamiento por millones de personas, el resultado es una suba general de los inmuebles y una economia que crece de manera sostenida.

Cuando se desato la crisis, los bancos cayeron en la cuenta de que habian perdido millones de dolares en las hipotecas de alto riesgo y la Fed decidio intentar reactivar la economia a traves de un metodo que, de momento no ha dado muchos resultado. Hacer perder valor a la moneda norteamericana.

Para el economista Robert Engle lo peor de las hipotecas de alto riesgo ya paso, aunque vaticino que en el horizonte podran surgir algunas sorpresas, y la perdida de valor de la moneda norteamericana podria continuar.