Sistemas monetarios y divisas internacionales

En 1972 ocurrio un hecho sin precedentes en la historia de la economia mundial, cuando se desato la crisis petrolifera, que trajo como consecuencia un aumento en los precios energeticos y un correlativo ajuste en los tipos de cambio de las divisas internacionales.

Este nuevo esquema que llevo a la libre flotacion de las divisas internacionales puso fin al sistema de paridades fijas de cambio y dio paso al sistema de cambios estables, es decir cambios flotantes dentro de margenes establecidos.

El paso de la paridad fija a la paridad estable puso fin a la rigidez monetaria de las divisas internacionales, al establecer que las divisas tuvieran un valor de referencia y permitir alteraciones frecuentes y pequeñas en su tipo de cambio. De esta manera se ensancho la banda de fluctuacion de las divisas internacionales y el valor de las monedas se dejo al libre juego de la oferta y la demanda del mercado.

El final del tratado de Bretton Woods y la puesta en marcha de un nuevo sistema de paridad tampoco resolvio el desorden que habia en el mercado de cambios, la especulacion no se anulo y ademas el dolar norteamericano, al tener la dimension de reserva mundial provoco un exceso de liquidez con su enorme deficit comercial y presupuestario causandole trastornos al sistema financiero internacional.

Esta situacion de continua inestabilidad en la cotizacion de las divisas internacionales llevo a que en el año 1979 los paises de Europa adoptaran un sistema propio, llamado Sistema Monetario Europeo, este novedoso sistema adopto el ECU (European Currency Unit), como unidad monetaria de la Comunidad Economica Europea.

El objetivo del ECU era servir como referencia para el mecanismo de cambio de las monedas europeas y ser utilizado como referencia de las operaciones realizadas con todas las divisas europeas para que no halla problemas con los tipos de cambio.

Lo que se hizo en Europa fue darle un valor al ECU con respecto a las monedas que estaban adheridas a este sistema, por ejemplo se establecio que el ECU equivaldria a 2,5106 marcos alemanes. De esta forma habria una referencia hacia donde mirar al momento en que dos naciones hagan un intercambio de divisas.