Una economia global que agoniza

Los rescates que ha hecho la Fed, bajando la tasa de interes, hasta el momento han sido solo un analgesico para un enfermo que agoniza constantemente. Las medidas de la Fed son comparables a una intervencion quirurgica que busco restablecer la normalidad del mercado y hacer que los recortes en las tasas de interes surtan un mayor efecto. Sin embargo los resultados obtenidos no fueron los esperados y ni la mano invisible de Adam Smith, ni el arbitraje de las autoridades han logrado sacar a flote a una economia que se encuentran en terapia intensiva.

Establecer la normalidad del mercado ha sido el objetivo que buscaron en conjunto las autoridades monetarias de los principales bancos del mundo, como el Banco Central Canadiense, el Banco Central de Inglaterra y la Reserva Federal. En un esfuerzo compartido han intentado a traves de distintos mecanismos volver a darle impulso a un mercado alicaido como consecuencia de la profunda crisis desatada en agosto de 2007.

A traves de la devaluacion de la moneda y la inyeccion de liquidez estas entidades han buscado impulsar nuevamente una economia global que agoniza, por los aumentos en la cotizacion de las materias primas y la devaluacion de las divisas de referencia que pierden frente a los commodities.

La inflacion no es un tema que le preocupe a los Estados Unidos ya que en este momento su prioridad es reestablecer el consumo y el credito a traves de los prestamos bancarios con tasas bajas, para evitar la recesion. El problema es que a largo plazo la inflacion es un fenomeno que reduce el ritmo de crecimiento de un pais, a traves de la perdida del poder adquisitivo de la poblacion y la desvalorizacion de la divisa.

Las condiciones economicas globales han cambiado y los paises en vias de desarrollo son quienes estan manteniendo un crecimiento sostenido como consecuencia del incremento en el valor de las materias primas. Los mercados asiaticos han sido uno de los grandes receptores de la produccion de commodities, que en estos momentos se han convertido en una opcion de inversion muy rentable.

Las reglas de la economia global han cambiado y las divisas son quienes estan sintiendo los efectos de este desgaste que amenaza con continuar si no se toma al toro por las astas. De aqui en mas el inversor debera tener la cintura suficiente para lograr adaptarse las nuevas condiciones del que impone el mercado y saber que en tiempos de volatilidad es mejor apostar a divisas seguras, mantener el ahorro y no asumir riesgo porque esto podria tener un desenlace nefasto.