Una pregunta que se repite en el mercado forex

A cuanto esta el euro? preguntaba hace unos meses un curioso, en una casa de cambio de Madrid, que intentaba cambiar sus dolares por una moneda mas fuerte. La respuesta no se hizo esperar y el empleado contesto “USD 1,50 dolares señor”. Sorprendido, esa misma persona retruco “no puede ser, a cuanto esta el euro?” y el empleado con mucha paciencia respondio nuevamente “USD 1,50 señor”.

A cuanto esta el euro? Es una pregunta que no solo retumbo en las casas de cambio minorista sino que tambien en el mercado de divisas forex, los grandes inversores miraban sorprendidos las pizarras cuando la cotizacion de la moneda del viejo continente subia frente a sus pares.

En los mercados de divisas los inversores aplaudian fervorosamente la suba en la cotizacion de la moneda, sin embargo esta apreciacion del euro provoco declaraciones poco felices por parte del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet quien dijo que los movimientos bruscos en la moneda no favorecen al crecimiento global.

Mientras la suba del euro trae algunos problemas a la economia del viejo continente los inversores continuan preguntando, a cuanto esta el euro? y si continuara con esta tendencia ascendente.

La economia europea se ve golpeada por esta situación ya que la fuerte suba del Euro con respecto al dolar, encarece los productos europeos en su principal mercado receptor de exportaciones, EEUU. Las autoridades europeas han hecho un gran esfuerzo para que sus pares de estados Unidos y Japon revaluen sus monedas, sin embargo los problemas que acarrea la economia norteamericana los obliga a tomar este tipo de medidas y reducir la tasa de interes para devaluar la moneda.

A cuanto esta el euro? Sera una pregunta que se repetira constantemente en los pasillos de los mercado de divisas, y lo que debe hacer el inversor es aprovechar el momento que atraviesa la moneda de la zona del euro ya que puede producirse una devaluacion del euro en cualquier momento por los problemas que viene acarreando por la diferencia de los tipos de cambio entre ambas potencias, Estados Unidos y Europa.